Vuelve el estilo barroco a las cocinas

Los diseños barrocos se asocian con la excelencia, el lujo y lo excepcional. Los diseños de este estilo envuelven a los muebles con accesorios dorados, materiales de la mejor calidad y texturas abstractas. El mármol o el granito adquieren mucho protagonismo en este estilo.

La arquitectura de influencia europea, la decoración extravagante y los adornos como conchas o elementos dorados son los que más representan el estilo barroco.

Por otro lado, los muebles mantienen una simetría y los asientos hacen contraste con las columnas rizadas que se pueden encontrar en sus apoyabrazos. Tanto de los sofás, como de los sillones o incluso las sillas, todos y cada uno de ellos adquieren una semejanza con los tronos de la alta realeza.

Para terminar, la iluminación se caracteriza por faroles de hierro colocados en fila por las paredes del pasillo y las velas en el centro de mesa de las salas, adornadas con soportes de madera o platos de plata desgastados.

Incorporar el estilo barroco en las cocinas

Las cocinas son estancias muy apreciadas ya que permiten las reuniones con familiares y amigos. Además, para los amantes culinarios resulta un lugar muy apreciado ya que lo interpretan como un espacio de trabajo y creación.

Por tanto, para conseguir una cocina 100% multifuncional, el estilo barroco es uno de los más recomendables ya que la esencia decorativa se manifiesta por una sobrecarga de gracia, movimiento y exposición de los utensilios para que estén a mano en todo momento.

Además, el estilo barroco permite conseguir contrastes entre los diseños más clásicos y complejos con toques de aire fresco, novedosos y originales que rompen los esquemas tradicionales de la decoración.

¿El punto más diferencial? Como bien sabemos, los electrodomésticos de tiempos anteriores se fabricaban con una resistencia y precisión que hoy en día es difícil encontrar. Lo que caracteriza al estilo barroco es que permite recrear una cocina con dichos electrodomésticos incorporados en la vida actual, para darles un uso diario y conseguir un entorno totalmente contemporáneo y distintivo.

El estilo barroco en las cocinas pequeñas

Como hemos comentado, una de las características del estilo barroco es que permite tenerlo todo a mano ya que apuesta por la exposición de los utensilios y materiales.

Por tanto, este diseño es ideal para las cocinas que son pequeñas ya que permiten un uso más práctico. Permite tenerlo todo al alcance a la hora de manipular los alimentos o cocinar, a la vez que le aporta a la cocina un estilo distintivo y diferencial.

Sin embargo, para introducir este diseño en las cocinas con poco espacio hay que tener en cuenta que una sobrecarga de elementos puede ocasionar cierto agobio a la hora de utilizar esta estancia para cocinar o reunirse.

Lo ideal será estudiar con detalle y precisión dónde se va a colocar cada elemento, que ocupe el espacio justo y necesario y que a la vez sea agradable a la vista.

Respecto a los electrodomésticos, se pueden incorporar alguno que sea minimalista estilo vintage (cafetera o hervidor de agua). Eso sí, cuando hablamos de vintage nos referimos a la esencia de lo antiguo y no a los electrodomésticos modernos que imitan este diseño, ya que contrarrestarían la esencia del estilo barroco.

La esencia de tenerlo todo a mano

El hecho de que el estilo barroco se caracterice por permitir la disposición de los elementos y utensilios a pleno alcance en todo momento hace que la estancia se perciba ‘’sobre recargada’’.

En este sentido, a la hora de optar por diseñar la cocina con un estilo barroco, debes tener claro a lo que te expones. Si tus preferencias de gusto son tipo minimalistas, entonces el diseño barroco no es lo tuyo.

Por el contrario, si te gusta el estilo ostentoso, un diseño barroco será idóneo para tu cocina. La filosofía de este tipo de decoración se basa en transmitir una sensación de constante movimiento y vida en el entorno.

Reviste la estancia con los elementos que se usan en el día a día en todas las cocinas y transmite una sensación muy acogedora, ya que traslada al recuerdo de una cocina tradicional y familiar que está llena de vivencias y trasiegos.

Mezclando estilos de diferentes épocas

Aunque no lo parezca, el estilo barroco da mucho juego a la hora de decorar y recrear. No necesariamente toda la estancia debe estar recargada, se puede disponer de áreas que estén más vacías visualmente junto a otras que se aprecien más excesivas.

El resultado será un contraste muy equilibrado que permitirá disfrutar de la cocina en su máximo esplendor. Podrás cocinar cómodamente y de una manera práctica sin sentir que estás en un lugar agobiante.

Cocinas estilo barroco Fenice

Uno de los estilos más diferenciales de los últimos tiempos en las cocinas de estilo barroco es el Fenice. Consiste en fusionar los diseños del pasado con las exigencias del presente, donde ‘’el futuro ya está aquí’’.

El concepto del estilo barroco Fenice se basa en la sensibilidad de la tradición artística italiana combinada con una estética refinada que mantiene la esencia de la vida moderna.

El estilo Fenice mantiene la esencia más pura del estilo barroco veneciano. Sus diseños se componen de líneas muy fluidas con elementos esculpidos, el resultado es un ambiente fantasioso que rebosa arte y cultura por todos los rincones.

Para llevar a cabo esta decoración, el foco principal de la cocina se tiene que basar en las reuniones con familiares y amigos. Es decir, en preparar el entorno para llevar a cabo celebraciones protagonizadas por el amor, la vida y los manjares. Por lo tanto, se mantiene como protagonista la mesa de comedor, enfocando la mayor parte de la decoración a esta área de la cocina.

De esta forma, todo el apartado destinado a los comensales debe sentirse en completa armonía y compuesta por todos los elementos característicos del estilo barroco.

Una mesa de madera de roble alargada, sillas ostentosas con cojines estampados, lámparas tipo ‘’chandelier’’, una vajilla antigua de gran valor o las servilletas de tela bordadas con paisajes son los principales protagonistas de esta variante del estilo barroco.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.