hobby cocinas

Un nuevo hobby en las cocinas: Recrear un rincón de arte personal

Cocinar es todo un arte: Recrear platos combinando diferentes ingredientes con sabores exóticos y suaves, probar nuevas recetas, decorar el emplatado… Son un conjunto de acciones que convierten a cualquier amante de la cocina en un auténtico artista culinario.

Entonces, si se trata de una actividad tan original y personal ¿cómo es que aún existen cocinas totalmente tradicionales? ¿No sería más lógico que el ambiente dónde se recrean los platos transmita inspiración a aquellos que los cocinan?

Esta es la pregunta que no para de rondar entre los que, para ellos, la cocina es algo más que un lugar donde ir a llenar el estómago. Buscan conseguir un entorno que vaya acorde con su afición, puesto que necesitan sentir mientras cocinan que el arte brota por todos los rincones.

Nuevo paradigma: Los ambientes renovados mejoran la manera en la que cocinas

Hoy llega un nuevo hobby: Recrear las cocinas con rincones de arte personal.

Si eres un auténtico cocinillas o estás cansado de tu cocinatradicional lo que necesitas es separar la estancia por rincones y dedicar cada espacio a recrear un ambiente que te transmita originalidad y rebose de energía visual.

El nuevo concepto de cocina con inspiración creativa nace de la necesidad de transformar esta sala en un lugar donde el disfrute no sólo radique en comer, sino también en todo el proceso que implica cocinar, limpiar y ordenar. Así como poder disfrutar en familia mucho más allá de tan sólo estar sentados alrededor de una mesa.

Aquí te comentamos los trucos más originales para darle un cambio de look a tu cocina. Es hora de que te dejes llevar por la inspiración. ¡Con estos cambios tu cocina parecerá una auténtica galería de arte culinario!

1.      Mezclar colores como si fuesen ingredientes

Al igual que cuando guisas, que vas mezclando diferentes ingredientes y alimentos llenos de color y sabor, en la decoración de tu cocina puedes hacer lo mismo. La idea es que una de las paredes de la cocina ‘’rompa los esquemas’’ con un diseño original, atrevido y divertido mezclando diferentes colores y texturas como si de un plato de estrella michelín se tratase.

Si hay peques en casa podéis hacer la actividad juntos ya que les resultará bastante divertido. Se trata de transformar una simple pared de color neutro en un auténtico lienzo que rebose color, alegría y exclusividad.

El objetivo es transmitir lo que siente o visualiza cada uno y dejarlo plasmado en un rincón de la nueva cocina creativa. Así, cada vez que se observe la pared os recordará a la personalidad del artista que lleváis dentro.

2.      Convertir la cocina en una galería de obras de arte

Esta es una opción que está muy de moda y la idea es colocar obras de arte y cuadros a lo largo de una de las paredes de la cocina. La idea es dejar una pared libre de artilugios, electrodomésticos o utensilios que distorsionen la visión de la pared y cubrirla de ilustraciones artísticas que representen tu gusto y originalidad.

3.      Llevar el arte a un nivel superior: El techo

Mirando más allá de la pared recreada con obras de arte, cualquier rincón de la cocina puede ser aprovechado para hacer brotar la originalidad. Un lugar que siempre pasa desapercibido y no se tiene en cuenta es el techo. Pero si te fijas, se trata de un lienzo gigante en blanco sobre el que se puede plasmar todo el arte que uno lleva dentro.

Puedes colocar lámparas de decoración atemporal, tipo escultural o minimalistas. También puedes jugar con el tono de luz de cada una de ellas para que creen un ambiente totalmente distintivo. Lo mejor es que sean regulables, así siempre puedes conseguir el tono de luz que necesitas según lo que vayas a hacer (comer, cocinar, limpiar…)

Otra idea es colocar cuadros e incluso espejos por los huecos libres del techo. Si en tu cocina hay una mesa de comedor, utiliza el espacio del techo que queda encima para colocar ilustraciones originales o incluso pintar un paisaje. ¡Nunca está de más mirar hacia arriba para comprobar que siempre el arte y la exclusividad no tienen límites!

4.      Que tu arte sea indestructible

A la hora de hablar de arte y decoración se abarcan un sinfín de ideas. Entre ellas están las esculturas y jarrones que en su mayoría son de mármol o cerámica. Si te gusta este tipo de decoración ten por seguro que en tu cocina quedarán genial. Eso sí, colócalas en lugares estratégicos que puedan estar a salvo y asegurarse que no se romperán.

Si vas a utilizar adornos de tela, puedes colgarlos en la puerta o poner cojines pintorescos en las sillas de la mesa del comedor.

Otra opción es colgar en el frigorífico algún detalle que sea distintivo y que vaya mucho más allá del típico imán de nevera. Por ejemplo, un cartel con alguna frase graciosa que se relacione con la comida del tipo: ‘’No dejes para mañana lo que puedas comerte hoy’’.

5.      Crea historias con tu propia vajilla

Está de más decir que los elementos de cerámica son lo último en tendencia. Si te gustan las manualidades, una idea muy original es combinar la vajilla con diferentes diseños. Según se dice: ‘’Los platos cuentan historias’’. ¿Por qué no crear la tuya propia a través de utensilios de cocina distintivos y que transmitan el tipo de cocina que te gusta?

Ni te imaginas lo original que queda emplatar una rica comida suculenta sobre una vajilla que sea única en el mundo. Ya no sólo será una experiencia gustativa explosiva, sino también una experiencia visual que dejará boquiabierto a cualquiera que se siente a comer.

6.      El clásico por excelencia: Un toque vintage

Si seguimos hablando sobre la vajilla, debes saber que el menaje vintage jamás pasa de moda. Fue el primero en recrearse y hoy en día sigue siendo el favorito de muchos amantes de la cocina.

Utensilios como unatetera o cafetera antigua, cazos, sartenes y ollas son algunos de los instrumentos que si se salen del diseño común que se vende actualmente, marcarán una diferencia muy notable y pasarán a ser de simples piezas clásicas típicas de una cocina a elementos decorativos muy peculiares.

Otra manera artística de aportar un toque vintage en la cocina es enmarcando recetas antiguas y colocándolas en alguna pared, incluso dejar un apartado para poner una estantería con libros y recetarios de otra época.

Este tipo de decoración mezclada con elementos de colores llamativos y enérgicos hará que tu cocina se parezca a la que seguramente tendría el mismísimo Salvador Dalí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.