eficiencia energetica cocina

La eficiencia energética en las cocinas

En los últimos años tanto la eficiencia como el ahorro energético son dos puntos fundamentales a la hora de hacer un buen uso de la energía en nuestras casas.

La contaminación y la insaciable subida de los precios de la electricidad en nuestro país nos ha hecho ser conscientes de que es muy importante que ahorremos lo máximo posible en las tarifas de la luz haciendo un uso eficiente del consumo.

Aquí es donde entra en juego el papel de los electrodomésticos: Son los protagonistas de los altos precios mensuales que tenemos que pagar. Suponen un 70% de las facturas de electricidad anual que se pagan en el territorio español.

Por ello, aquí te decimos una serie de consejos clave para que puedas ahorrar lo máximo posible en tus facturas, haciendo un uso adecuado de la eficiencia energética en tu cocina.

Las etiquetas de eficiencia energética en los electrodomésticos

Hace más de 20 años los especialistas en la eficiencia energética catalogaron a los electrodomésticos con etiquetas que van desde la clase A+++ (mayor eficiencia) a la clase D (menor eficiencia).

Los electrodomésticos varían su precio en función de dichas etiquetas, por tanto, cuanto más eficientes sean más caros son, ya que rentabilizan los precios de la factura de la luz gracias a su mayor capacidad de ahorro.

Estas etiquetas contienen la siguiente información:

  • La marca, el modelo y el proveedor del electrodoméstico.
  • Las clases que califican la eficiencia energética.
  • Las especificaciones del electrodoméstico.
  • El consumo anual de electricidad.
  • Los niveles de ruido y el consumo de agua.

Estos son los electrodomésticos que necesitan ser más eficientes para ser rentables

Los electrodomésticos que más consumen son la lavadora, el lavavajillas y el horno. El consumo de electricidad del uso de éstos es el doble al de los electrodomésticos que están siempre conectados. Como por ejemplo el frigorífico.

Por eso, si nos referimos a estos electrodomésticos citados, lo mejor es adquirir aquellos que tengan una etiqueta de eficiencia energética muy alta, ya que a la larga será más rentable su uso.

Trucos para mejorar la eficiencia energética en la cocina

Tanto si vas a comprar electrodomésticos nuevos como si no, aquí te decimos una serie de consejos sobre cómo utilizar los electrodomésticos de manera correcta para conseguir la mayor eficiencia energética en tu cocina.

Cómo utilizar el frigorífico de manera eficiente

El frigorífico es un electrodoméstico que se encuentra conectado a la electricidad las 24 horas al día durante los 365 días que tiene el año.

Esto supone un 19% del consumo de electricidad anual y, si no se hace un uso correcto del mismo, dicho porcentaje puede incrementar en gran medida. Por ejemplo, si la parte trasera del frigorífico está sucia puede incrementar el consumo eléctrico en un 15%.

Por otro lado, también son imprescindibles los siguientes factores:

  • Mantener las gomas de la puerta del frigorífico en buen estado para que queden cerradas de manera hermética.
  • Colocar el frigorífico en un lugar fresco, donde llegue la ventilación y lo más lejos posible de las fuentes de calor (horno, vitrocerámica, radiadores o zonas donde del Sol).
  • No guardes alimentos que aún estén calientes.
  • No dejes la puerta del frigorífico abierta durante demasiado tiempo para no perder el calor interior.
  •  Mantenlo siempre a una temperatura adecuada (ten en cuenta que cada grado menos aumenta en un 5% el consumo eléctrico).
  • Si el frigorífico incluye congelador, intenta que la escarcha no alcance los 3 mm de longitud. Podrás ahorrar hasta un 30% del consumo.
  •  Si vas a descongelar un alimento para consumirlo al día siguiente puedes dejar que se descongele dentro del frigorífico, así conseguirás un extra de frío para el resto de los alimentos.
  •  Evita tener la nevera vacía ya que estarás desaprovechando el consumo eléctrico.

Cómo aprovechar la eficiencia energética del horno al máximo

A diferencia del frigorífico, el horno es un electrodoméstico que no siempre está enchufado, por tanto, su consumo eléctrico es mayor.

Además, cada vez que se abre la puerta del horno mientras se usa se pierde un 20% de energía eléctrica.

Para conseguir la mayor eficiencia energética del horno lo mejor es cocinar varios alimentos al mismo tiempo y apagarlo antes de que se acaben de cocinar, así aprovecharás su calor residual.

Las placas de inducción son más eficientes que la vitrocerámica tradicional

Las placas de inducción son más eficientes que la vitrocerámica tradicional, capaces de ahorrar un consumo del 20%. Al igual que el horno, apaga la placa unos minutos antes de que los alimentos se terminen de cocinar, así aprovecharás el calor residual.

Por otro lado, utiliza el tamaño del fuego que más encaje con la sartén u olla que vayas a utilizar.

Cómo usar la lavadora para ahorrar energía

La lavadora es uno de los electrodomésticos que más consume, así que cuando vayas a lavar la ropa intenta llenarla lo máximo posible, sin saturar su cajón. Además, para calentar el agua la lavadora necesita consumir entre 80% y un 85% de energía.

Para la ropa que no está demasiado sucia utiliza un programa de agua fría (una lavadora a 90ºC supone el doble de consumo que otra a 60ºC). Los programas eco también son una opción muy recomendable para ahorrar en el consumo eléctrico.

Por otro lado, también es fundamental tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lavar la ropa por la noche consume menos energía.
  • Los detergentes líquidos contribuyen a que la lavadora lave más rápido que los detergentes sólidos.
  • Una lavadora demasiado cargada requiere un mayor esfuerzo y, por tanto, el consumo energético es mayor.
  • No te excedas con el detergente ya que el exceso de espuma puede provocar un mayor sobreesfuerzo de lavado.
  • Mantener limpio el filtro de la lavadora ayuda a que funcione mejor y más rápido.

¿Cuándo y cómo es conveniente utilizar la secadora?

La secadora es un electrodoméstico extra que sólo debe usarse en condiciones extremadamente necesarias ya que su consumo eléctrico es elevado.

  • Utilízala sólo en casos de extrema necesidad.
  • Centrifuga la ropa previamente en la lavadora para que el proceso de secado sea más rápido.
  • Aprovecha la mayor capacidad de carga de la secadora.
  • Separa la ropa de algodón y la ropa de mayor peso de las prendas que son más ligeras ya que el proceso de secado que necesitan es diferente.

Cómo conseguir la mayor eficiencia energética del lavavajillas

El lavavajillas es un electrodoméstico que funciona muy similar a la lavadora. Para ahorrar en el consumo, utiliza los programas cortos con agua fría y también haz uso habitual de los programas eco. Sin olvidar que sólo deben ponerse a funcionar cuando su carga es completa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.