La distribución perfecta de tu cocina

La cocina es el lugar que más nos gusta de nuestra casa y es donde pasamos la mayor parte de nuestro día a día. Se considera la estancia más idílica para crear relaciones y estar en familia y es el sitio idóneo para organizar fiestas, reuniones o eventos.

Por estos motivos, tener una distribución acertada es esencial para conseguir una cocina totalmente práctica y funcional. Pero antes de tomar la decisión de cómo vas a distribuir este espacio, debes considerar varios factores fundamentales que influirán de manera directa con la decoración y organización.

Si quieres sentir la comodidad en tu nueva cocina, necesitas que sea funcional y que esté redistribuida según unas directrices básicas. Entre ellos,debes saber dónde colocar los electrodomésticos, los utensilios que menos vas a usar e incorporar los cajones modulares.

Organizar y distribuir la cocina

Una vez establecidas dichas directrices, el siguiente paso es introducirnos en la decoración y distribución.Lo primero de todo es saber cuál es el tipo de cocina que tienes en casa. Las hay de muchas formas, por ejemplo: Cocinas modulares, cocinas americanas con isla, cocinas en forma de L o U, cocinas lineales, cocinas pequeñas, etc.

Cada tipo de cocina tiene unas características específicas y por eso es importante saber con qué tipo de estructura estás tratando en tu caso. Según los parámetros de tu cocina, la disponibilidad de distribución variará.

Como no podemos exponer todos los casos específicos en un mismo artículo, hoy veremos de manera general cuáles son los tipos básicos de organización y distribución de las cocinas, en función del tipo que sea:

  • Cocinas en L: Son muy comunes y su mayor ventaja es que se adaptan mejor a los hogares y permiten un mejor aprovechamiento de los rincones. Las cocinas en forma de L se componen de una estructura triangular que permiten organizar de manera provechosa la zona de cocinado, el espacio para el grifo y el de los electrodomésticos esenciales como la nevera y/o el congelador.
  • Cocinas en forma de U: Son las más adecuadas para las casas que necesitan gran espacio de almacenaje. Su principal ventaja es que se pueden distribuir los artilugios y utensilios entre las dos paredes que quedan a los lados y dejar la pared central libre para es cocinado. Así tendrás mucho espacio para preparar alimentos y todos los elementos que necesitan los tendrás a mano.
  • Cocinas en forma de isla: Son las preferidas de los más atrevidos ya que su estética es muy original y funcional. Aunque parezcan que son más incómodas por su distribución central, la realidad es que son más ergonómicas con el espacio al poder almacenar en un mismo mueble los electrodomésticos principales y los cajones funcionales.
  • Cocinas paralelas: Su distribución consiste en combinar de manera estratégica todos los utensilios y muebles complementarios entre sí, suele ser la preferida de los chefs que pasan horas de trabajo en el cocinado porque permiten mayor movilidad y comodidad a la hora de preparar los alimentos.

Cocinas peninsulares: Tipos de islas y encimeras

Este tipo de cocinas que se han lanzado al mercado en los últimos tiempos, uno de los rasgos que más hay que destacar es la gran ventaja que aportan para trabajar y preparar comidas gracias a su funcionalidad y versatilidad.

Además, se caracterizan por un diseño vanguardistacon una originalidad y personalidad únicas. Son estructuras puramente geométricas revestidas con materiales que relucen y llaman la atención de todo el que las observa.

Los acabados más demandados en los últimos tiempos sin lugar a duda han sido las islas con encimeras de alta gama, con materiales que simulan pieles envolventes, lujosas y únicas.

Entre otros, los materiales a destacar son la porcelana, por la capacidad de deslumbre estético que presentan, el cuarzo por sus detalles llamativos atemporales y el mármol por tener tanto carácter y transmitir elegancia.

Cocinas integradas e independientes

Otra distribución de las cocinas que está marcando tendencia en las casas más contemporáneas son las que se comunican de manera directa con el resto de las estancias. Se tratan de diseños independientes que se separan del resto de habitaciones por la incorporación de otros muebles o paneles, en vez de tabiques o paredes.

Así, los espacios quedan conectados, pero con una cierta distribución personal en cada área. Para conseguir este efecto lo puedes hacer colocando en los límites de cada área algún mueble singular, cerramientos de cristal correderos, paneles orientales o incluso con alfombras que delimiten el espacio entre un lugar y otro.

Con este tipo de distribución la cocina también adquiere mas belleza visual ya que los electrodomésticos se integran de una manera peculiar, por ejemplo, en el caso de las campanas extractoras, éstas se colocan en la parte alta y central del techo para potenciar su capacidad de absorción, a su vez, adquiere cierto protagonismo decorativo por su ocupación tan visual.

Distribuir cocinas con el mínimo espacio

Con las cocinas pequeñas hay que estudiar milimétricamente su distribución para que la estrategia de diseño interior sea eficiente y original. La magia consiste en crear un espacio totalmente equipado donde se pueda disfrutar del cocinado, aprovechando el espacio al máximo y permitiendo la movilidad y practicidad al completo.

Las funcionalidades más características para este tipo de distribución de cocinas pequeñas son los grifos abatibles para aprovechar los espacios de la pared junto a los ventanales. Los electrodomésticos tipo mini con gran eficiencia energética, hasta las lavadoras y secadoras de tipo estrecho.

Por otro lado, también se tienen en cuenta la zona reservada al comedor dentro de las cocinas mini, compuestas por mesas centrales minimizadas y acompañadas de bancos funcionales para aprovechar al máximo el espacio. Incluso suelen colocarse en las esquinas para darle un uso útil a los rincones.

De esta manera, el resultado es una cocina totalmente acorde y práctica donde se puede cocinar, comer y reunirse con amigos y familiares sin echar en falta el espacio. Manteniendo la estética, el buen gusto y la originalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.