Cómo iluminar la cocina de manera correcta

Las cocinas son el centro de nuestros hogares, en estas estancias pasamos gran parte del día y además son el corazón de las reuniones con familiares y amigos. Estas estancias deben ser multifuncionales, lo que significa que necesitan una serie de adaptaciones para poder aprovecharlas al 100%.

Es aquí donde entra en juego la iluminación. En estos espacios es muy importante disponer de la luz necesaria para poder cocinar de la manera más cómoda. En este sentido, las cocinas deben disponer de luz de trabajo, luz de acento y luz de ambiente.

La diferencia de estos tres tipos de luces es sencilla:

  1. La iluminación de trabajo sirve para manipular y cocinar los alimentos cómodamente.
  2. La luz de acento es para potenciar la iluminación en zonas de más difícil acceso, incluso para compaginar a la luz natural.
  3. La luz de ambiente general sirve para recrear el ambiente y mejorar la estética de la estancia.

También se pueden incluir reguladores de intensidad para facilitar la iluminación en todo momento.

Qué iluminación utilizar en la zona de trabajo de la cocina

La iluminación de la zona de trabajo de la cocina es la que se instala en un lugar específico de la sala para conseguir un foco central que mejore la realización de tareas.

Aquí entran en juego los armarios, cajones, encimera y zona del fregadero. La idea es dividir la cocina por áreas de trabajo individual para tener claro cuánta iluminación se va a necesitar.

Cómo iluminar los armarios de cocina

Al igual que el frigorífico que se enciende al abrirlo, con los armarios debe ser igual. Incluir luces en sus interiores facilita la visión de los alimentos. De esta forma, siempre puedes saber qué tienes y qué no. Incluso comprobar si hay algo que deba aprovecharse antes de que caduque.

La manera más correcta para iluminar los armarios es instalando canales de luz en la parte baja de las baldas, dejando un margen de dos centímetros en la parte delantera. Así se iluminarán con la mayor precisión todos los artículos que tengas en el armario.

Existen las famosas tiras de luces LED que se encuentran en diferentes medidas e intensidades. Por otro lado, las luces LED tipo Puck o Dot sirven para potenciar una cierta área del armario, como las esquinas, los techos o la parte más profunda del armario.

Para los armarios que tienen las puertas de cristal tipovitrinas que se utilizan para la vajilla o la cristalería lo más recomendable es colocar las tiras de luces LED de intensidad suave en la parte inferior y superior de las baldas.

Cómo iluminar los cajones de la cocina

Al igual que con los armarios, los cajones de cocina también deben iluminarse correctamente para apreciar toda la vajilla y utensilios de los que se dispone. En este caso, la opción más recomendable es colocar tiras LED en las baldas laterales de cada cajón o, por otro lado, bordeando las juntas.

La idea es conseguir un brillo mayor, no deslumbrar. Por tanto, lo más recomendable es que las tiras sean suaves tipo LED. Lo ideal es conectar interruptores con sensor de movimiento para que las luces se enciendan al abrir y se agpaguen al cerrar.

Cómo iluminar las encimeras de cocina

Esta es el área más importante de iluminar ya que es la zona donde más vas a trabajar. Aquí tienes que manipular los alimentos y para que el trabajo sea más cómodo y ameno, es esencial que la iluminación sea un foco central que permita la visión total en la superficie de trabajo.

Por lo general, el lugar más idóneo para colocar la iluminación es en la parte baja de los armarios, enfocando directamente sobre la superficie de las encimeras.

En este punto es importante tener en cuenta que cuando la encimera tiene una superficie brillante como el mármol o el granito, deberás instalar una luz tipo difusa para evitar que se creen destellos reflejantes. En este caso recomendamos las luces de tira LED de intensidad suave.

Por otro lado, el lugar donde se coloquen las luces también influirá en la iluminación. Si se colocan en la parte baja más alejada del armario, se conseguirá un enfoque de mayor profundidad, pero menos luminoso y si se colocan al inicio de la parte baja del armario, la luz será más intensa, pero la zona de trabajo se apreciará más pequeña.

Si la superficie de las encimeras es mate, se pueden utilizar luces LED tipo Pucks o Dots. Tan sólo tendrás que pegarlos de manera sencilla por toda la parte baja de los armarios, puedes jugar con sus posiciones, colocándolos en zig zags o de manera lineal.

Los 4 consejos esenciales a la hora de iluminar tu cocina

Si lo que buscas es conseguir una iluminación correcta y que no suponga un gasto de luz innecesario, ten en cuenta esta serie de consejos ya que son la clave para conseguir una cocina 100% iluminada que te permita aprovecharla al máximo.

  1. A la hora de escoger el tipo de luz, no te fijes sólo en los vatios, si no en la cantidad de luminosidad que produce. Ya que los vatios miden la energía que consume la luz, pero no su capacidad iluminativa.
  • La cantidad de luces que instales en la encimera dependerá de tu capacidad de visión. Si eres una persona que necesita fijar la vista, no escatimes a la hora de colocar más luces. Es mejor afianzarse de una zona de trabajo segura que tener que exponerse al riesgo de cortes o golpes por no ver con claridad cuando manipules los alimentos.
  • Lo más recomendable es utilizar interruptores con sensores de luz en los armarios y cajones, de esta forma te aseguras un mayor ahorro de energía que se verá reflejado en tu factura de la luz.
  • Juega con la posición de las luces para conseguir un efecto óptico más atractivo, percibir la sala más amplia o potenciar la visión de ciertas áreas, por ejemplo las vitrinas con cristalería, que son muy vistosas y elegantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.