Cocinas de madera: un clásico que no pasa de moda

Las cocinas de madera se han convertido en todo un clásico, principalmente porque aportan calidez y hacen que la estancia resulte muy acogedora. Es cierto que cada año surgen nuevos estilos y tendencias en las que la madera se combina con otros materiales o las líneas van cambiando, pero sigue siendo un elemento atemporal que perdura en el tiempo y que se emplea con bastante frecuencia a la hora de decorar cocinas.

Pero además, es un material de altas cualidades estéticas que llama la atención por sus colores y sus texturas. Y es precisamente esto lo que hace que no pase de moda.

Ventajas de las cocinas de madera

Las cocinas de madera causaron furor en los años 80, y desde entonces se ha convertido en un material omnipresente en cocinas de todo el mundo. En gran medida gracias a su particular estilo y a su versatilidad para encajar en estilos decorativos muy distintos. Pero además, hay que destacar su gran durabilidad y resistencia.

  • Desde el punto de vista estético, son muy bonitas y acogedoras. Además la textura es muy agradable.
  • Es un material atemporal que nunca pasa de moda, sobre todo cuando se presenta detalles sencillos.
  • Su mantenimiento es sencillo. Solamente hace falta usar aceites, barnices y resinas, que proporcionan una capa de protección para que dure más. Además, en función del tipo de madera, pude ser muy fácil de limpiar.
  • Hay maderas muy con una alta resistencia a la humedad, como el iroko, el haya o la teca.
  • La madera combina muy bien con multitud de materiales, como el vidrio o el acero, ya que es un material neutro que va con todo.

Tipos de madera que más se usan en las cocinas

Lo que tienes que tener claro es que, para que tu cocina sea de calidad y dure el mayor tiempo posible, es importante usar madera de alta densidad, con un gran grosor y una buena resistencia.

Algunas de las maderas que más se utilizan en los muebles de cocina son el cerezo, el roble, el castaño, el arce, el abedul, el haya, el aliso, el pino, el nogal y el fresno. Pero también podemos encontrar maderas finas como el palisandro, el ébano, la teka, la caoba o el cebrano.

  • Arce: la madera de arce se caracteriza por su color claro y sus poros finos. Es fácil de trabajar, siendo posible pulirla, barnizarla y matizarla. Suele encontrarse con frecuencia en cocinas de diseño.
  • Abedul: este tipo de madera, al igual que el abedul, destaca por su color claro, que va del blanco al amarillo, y sus poros finos. Muy resistente tanto a los tratamientos de la superficie como a la coloración.
  • Roble: su color puede ir desde el blanco amarillento al amarillo miel o el marrón grisáceo. Puede barnizarse y lacarse. Posiblemente sea la madera más utilizada para fabricar mobiliario de cocina, tanto de estilo clásico como rústico.
  • Haya: presenta un ligero color rojo amarillento y una estructura de poros y veteado de gran singularidad. Destaca además por su gran dureza y por ser muy robusta.

Chapa o madera maciza: ¿qué es mejor?

A la hora de elegir la madera para nuestra cocina, podemos decantarnos por chapa de madera o maderas macizas.

Las chapas de madera apenas requieren mantenimiento y pueden cambiarse fácilmente cuando se deterioran. Ideales para cocinas tanto de estilo moderno como minimalista, siendo muy usadas para puertas y frentes lisos de aglomerado, MDF, contrachapado o compuesto a los que se añade una chapa de madera natural de entre 0,8 y 0,8 mm de grosor aproximadamente. Eso sí, es cierto que, a nivel estético, son menos atractivas que un mueble o una encimera de madera maciza.

Por su parte, las maderas macizas quedan muy bien en cocinas rústicas y clásicas. Los modelos más habituales son los enmarcados formados por partes chapadas y otras de madera maciza. Actualmente, podemos encontrar una amplia variedad de tipos según los tonos. Pero también acabados mates y brillantes, decapados, a poro abierto, envejecidos, etc

Ahora que ya sabes todo sobre las cocinas de madera, ¿te animas a renovar la tuya? Hoy en día, es posible encontrar infinidad de opciones, pero elijas lo que elijas, puedes tener la seguridad de que no pasará de moda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *