Cocinas lineales

La cocina es una de las estancias en la que más tiempo pasamos en nuestro día a día. En este lugar preparamos alimentos, nos reunimos con los amigos y la familia y celebramos eventos o fiestas.  

Como ya decíamos en artículos anteriores, el diseño de ésta adquiere un papel fundamental si queremos conseguir una cocina totalmente adaptada a nuestras necesidades. Por esta razón hoy vamos a dedicar este artículo a las cocinas con diseños lineales, ya que son una de las más comunes de encontrar en las casas donde se cocina con frecuencia cada día.

Este tipo de cocinas son la mejor opción para conseguir una estancia con amplitud, espaciosa y, al mismo tiempo, minimalista. El estilo conserva la ubicación de los muebles y los electrodomésticos siguiente un orden lineal en una de las paredes y dejando el resto de la habitación libre, para poder ser utilizado para el cocinado y la mesa de comedor.

Cocinas mucho más espaciosas  

Una cocina de estilo lineal se puede establecer en cualquier casa, sobre todo en aquellas donde el espacio es reducido ya que se trata de un diseño cuyo objetivo es ganar amplitud y aprovechar el espacio al máximo.

La principal ventaja de las cocinas lineales es que podrás organizar de una manera sencilla y muy visual todos los utensilios y elementos que componen una cocina, de esa forma tendrás un espacio perfecto para cocinar libremente sin sentir ningún tipo de agobio.

Si además se trata de una cocina lineal abierta, la sensación de amplitud será aún mayor ya que el espacio se difuminará con el resto de las estancias, creando un diseño visual ordenado y continuo, totalmente homogéneo y con más luz.

Mejora la organización con una cocina lineal

Como hemos visto, las cocinas lineales son una tendencia que permiten cocinar de una forma más cómoda manteniendo en todo momento la estancia organizada. Incluso en los espacios más reducidos se puede cocinar con mucha soltura ya que están diseñadas para permitir una capacidad de almacenamiento plena.

Otro beneficio de las cocinas lineales es que cuando se incorporan como estancias tipo abiertas, se aprovecha mejor todo el área y la originalidad rebosa por toda el área. Permite jugar con la decoración de los muebles y elementos, combinándolos por colores o texturas para dar un toque de aire fresco y exclusivo al entorno.

El resultado serán unas estancias decoradas al unísono, con mucha sintonía y que permiten incorporar elementos funcionales como mesas de comedor, sillones de esquina o lámparas de pie.

Una cocina lineal se adapta a todos los hogares

Otro beneficio de las cocinas lineales es que son adaptables a todos los espacios, independientemente de cuál sea su tamaño. Puedes incorporar en tu pequeño estudio o piso una cocina lineal para conseguir mayor simetría en el entorno y para jugar con la decoración hasta crear un espacio único y muy cómodo para desenvolver tu día a día.

Si tu casa es de tamaño reducido, te diremos un buen consejo: Opta por una campana de absorción que se pueda ocultar. Hay muchos modelos que incorporan la funcionalidad de subida y bajada con tan sólo pulsar un botón. Así, cuando no tengas que hacer uso del extractor puedes ocultarlo para ganar mayor amplitud y transmitir la sensación de que el espacio es mayor.

Otra idea es evitar los tiradores en los muebles de la cocina, en la actualidad hay modelos que se abren cuando les haces un poco de presión en una esquina y se cierran realizando el mismo movimiento. Por sorprendente que te parezca, la sensación de amplitud se percibe mucho más que cuando hay tiradores de por medio.

Y para concluir con la estética minimalista, incorpora electrodomésticos de doble función. Así ganarás más espacio por la ventaja de éstos de ser 2×1. Por ejemplo: Un frigorífico que incorpore congelador o una lavadora con función de secado. De esta forma, en vez de tener cuatro electrodomésticos, tan sólo necesitarás dos.

Cómo crear una cocina lineal

Para crear una cocina lineal debes tener en cuenta el modelo de los muebles, el color, la iluminación, la distribución y la decoración para crear armonía en todo el espacio.

Puedes instalar una cocina lineal mediante pedido. Hay muchos fabricantes en el mercado de cocinas contemporáneas que te facilitan incorporar una cocina lineal de una manera muy sencilla. Aunque nuestro consejo es que optes por una cocina lineal hecha a medida para aprovechar al máximo el espacio de tu hogar.

Otra idea de cocinas lineales para espacios pequeños es incorporar muebles altos para que la vista tienda a mirar hacia arriba y la sensación de amplitud se percibirá aún más. Además, el almacenamiento no ocupará apenas espacio y podrás tenerlo todo a tu alcance sin necesitad de agacharte a coger utensilios de los muebles más bajos. ¡Hasta tu espalda lo agradecerá!

Por último, puedes instalar cajones horizontales ya que la vista seguirá un recorrido totalmente continuo y lineal. Esta visión óptica ayudará a percibir la habitación mucho más extensa en el espacio.  

Mejores colores para las cocinas lineales

Los colores que más convienen en las cocinas lineales para transmitir la sensación estética minimalista y ligera son los de tonalidades claras y neutras. De esta forma es más fácil transmitir la sensación estética minimalista y ligera.

Los colores predominantes son la escala de grises, blancos, cremas y marrones.

Por otro lado, si quieres dar un poco de vivacidad, lo mejor es que incluyas algunas tonalidades más llamativas para los elementos pequeños decorativos. Los colores vivos que más destacan son el lila, el verde color manzana, el azul cielo, el naranja claro y el burdeos.

A la hora de llevar a cabo el diseño de la cocina, también será importante que te fijes el suelo que tienes instalado o vas a instalar, así como la encimera.

El material, diseño y colores de estas superficies será la que demande un estilo del resto de la decoración u otro. No es lo mismo las cocinas con materiales de madera que las cocinas de piedra, granito o cuarzo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.