Cocinas pequeñas y 100% equipadas

La cocina es una de las estancias de la casa que más utilizamos en nuestro día a día. Contar con un espacio bien distribuido es esencial para mejorar nuestra comodidad y ser más eficientes a la hora de preparas las comidas.

Cuando el espacio de la cocina es limitado, se suele pensar que hay que prescindir de ciertas ventajas. Pero la realidad no es así, ya que independientemente del tamaño se puede conseguir una cocina 100% equipada y funcional.

Si necesitas mejorar la productividad de tu cocina moderna toma nota de este artículo. Conseguirás maximizar la eficiencia y mejorar tu día a día con unos pasos muy sencillos y útiles.

La importancia del orden para conseguir más espacio

Cuando se mantiene un espacio bien organizado todo es mucho más fácil, ¿verdad? Pues con las cocinas pasa exactamente lo mismo. La clave está en conseguir un hueco para todos los artilugios y elementos y, además, que se encuentren ordenados estratégicamente para que todo pille más a mano.

Almacenamiento vertical

Una de las formas más útiles de distribuir el espacio es con la conocida técnica de almacenaje vertical. Consiste en colgar en las paredes algún soporte(como una barra, balda o estante) para colocar sobre ellos los utensilios de la cocina.

De esta forma, puedes tener a la vista toda la vajilla y el menaje de cocina que más sueles utilizar en tu día a día, sin tener que estar abriendo y cerrando puertas de los armarios.

Y también puedes combinarlas incluyendo elementos decorativos como jarrones o plantas, así conseguirás un diseño más original y alternativo.

Apuesta por los botes con etiqueta

Otra manera de maximizar la eficiencia es utilizar botes y envases para almacenar las especias o ingredientes y etiquetarlos con sus nombres para que sean más fáciles de identificar.

Es una opción muy práctica y original ya que puedes jugar con la decoración y colocarlos vistosamente para que los colores y las formas de cada envase adquieran protagonismo artístico.

Los muebles a medida

Si tu bolsillo te lo permite y tienes la posibilidad de diseñar una cocina a tu gusto, no dudes en colocar muebles a medida que se adapten lo máximo posible al espacio limitado. Puedes jugar con diferentes formas y tamaños, aprovechar los máximos metros posible de las paredes e incluso las esquinas.

Tabiques de cristal y puertas correderas

En vez de las paredes gruesas opta por tabiques de cristal y puertas correderas. Son mucho más finas y agilizan el movimiento en los espacios pequeños. Además, si tu cocina tiene acceso de la luz natural será genial para aprovechar la iluminación y ahorrar en la factura de la luz.

Ventanales amplios con encimera incluida

Si tu cocina tiene puntos de acceso al exterior, opta por instalar ventanales amplios y aprovecha sus muros o poyetes para usarlos como encimera. La idea es colocar taburetes a la altura del apoyo del ventanal y hacer uso de este espacio como si fuese un tipo de ‘’barra de bar’’.

Mesa desplegable de pared y bancos a medida

En cuanto a la mesa, lo mejor para los espacios pequeños son las tablas plegables instaladas en una de las paredes de la cocina.

Acompaña tu mesa con un banco a medida como los típicos de las mesas de picnic. Ten en cuenta que el banco tiene que ser lo más cómodo posible y, si no quieres hacer sufrir a tu espalda y riñones, lo mejor es que optes por un banco con respaldo.

De esta forma ganarás muchísimo espacio e incluso podrás plegar la mesa cuando no vayas a hacer uso de ella y mover el banco hacia la pared para que todo quede mucho más recogido.

Los bancos permiten asiento para varias personas y son más ordenados visualmente (a diferencia de las sillas que suelen que ocupan más espacio).

Lo ideal es que lo encargues a medida y le incluyas cojines para decorarlo y cuando lo pegues a la pared seguirá sirviendo de asiento.

Es perfecto para cuando tienes visitas en casa y un invitado quiere sentarse a tomar algo mientras cocinas o preparas los aperitivos.

Esquinas resolutivas

Las esquinas nunca se tienen en cuenta y la realidad es que son unos espacios que se pueden aprovechar. Existen baldas, estantes y muebles que son aptos para colocar en estos rincones y además permiten ganar espacio gracias a su estructura con forma de pico.

También dan mucho juego en la decoración. Por ejemplo, puedes instalar baldas entrecruzadas, colocar lámparas de pie, recrear una vinoteca con una estructura poligonal, etc.

Orden en el interior de los armarios

La esencia de aprovechar al máximo el espacio de las cocinas no se limita sólo y únicamente a que las zonas externas estén recogidas y ordenadas. La manera en cómo mantienes orden el interior de los muebles es uno de los puntos más importantes si quieres conseguir equipar tu cocina al máximo.

Agrega separadores en los cajones, utiliza baldas dentro de los armarios para las tazas, guarda los cereales y legumbres en botes de cristal alargados en vez de en sus envases originales que suelen ocupar mucho más espacio y además no son nada atractivos a la vista.

La técnica Marie Kondo y la luz en el interior de los armarios

Aparte de separar los utensilios con baldas y separadores de almacenaje, puedes maximizar el orden del interior de los armarios con dos trucos infalibles.

Guarda los trapos y paños utilizando el método de Marie Kondo. Esto es: Primero deberás doblarlos como de costumbre y después enrollarlos como si fuesen rollitos de primavera.

Después colócalos en un cajón por filas, en vez de amontonarlos. Así los tendrás todos a la vista y ahorrarás bastante espacio.

Por otro lado, para conseguir una mayor percepción de amplitud en los armarios y poder ver con claridad todo lo que tienes guardado en ellos, puedes instalar mini luces led en el interior.

Además de ser muy cómodo para verlo todo mejor, aporta un extra de elegancia y personalidad a tu cocina.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.