cocina limpia

Consejos para mantener una cocina limpia y ordenada

La cocina es el corazón del hogar, allí compartimos momentos felices junto a nuestros amigos y familiares. Mantener el orden y la limpieza en este espacio es fundamental para preparar y cocinar los alimentos de una forma segura y conservar el buen estado de los utensilios.

Sabemos que puede resultar algo complicado con ollas, sartenes, botellas y otras cosas que están en constante movimiento, pero nada es imposible. A continuación, te mostraremos algunos trucos sencillos para tener una cocina funcional, limpia y organizada.

Trucos para una cocina impecable

Cocinar en un lugar desordenado y sucio es bastante incomodo, de hecho, se considera básico y fundamental para nuestra cocina tener un espacio libre y limpio donde podamos trabajar tranquilos. Además, ahorramos tiempo si los utensilios están organizados y a nuestro alcance.

Para lograr una estancia impecable debemos adoptar nuevos hábitos que nos permitan ser mucho más eficientes. Hacer un cambio de rutina y renovar los utensilios de limpieza es un buen comienzo, así podemos aprender a cuidar el espacio y por supuesto, nuestra salud. Toma nota de los siguientes consejos para desinfectar tu cocina.

1. Planifica una rutina de limpieza

Según varios estudios, la cocina puede llegar a albergar más gérmenes que el baño. Por esta razón, debes entender que la limpieza de éste área es sumamente importante para tu salud y la de tu familia. No esperes a que la suciedad se acumule y aparezcan manchas de grasa. Intenta desinfectar la encimera y los quemadores antes, durante y después de cocinar, esto te permitirá mantener limpio los lugares de uso diario y asegurar la correcta preparación de los alimentos. Otros sitios como los armarios y la despensa pueden limpiarse con menos regularidad, pero también debes prestarle atención, quítales el polvo y la suciedad una vez al mes como mínimo.

Puedes invitar a los más peques de la familia para hacer una limpieza a fondo de la cocina, de esta manera será mucho más fácil y divertido, además estarás motivando a los más pequeños a aprender sobre la importancia de la limpieza.

2. Mantener las superficies desinfectadas

Las tablas para cortar los alimentos y la superficie de la encimera suele ser lo que más usamos a la hora de cocinar. Recomendamos que las primeras estén fabricadas en plástico, ya que este material almacena menos bacterias. Con respecto a la encimera, es necesario realizar una limpieza diaria empleando agua tibia, jabón y un paño suave que no raye la superficie.

En Kuechenart disponemos de encimeras elaboradas con materiales de calidad que no requieren un esfuerzo extra para el mantenimiento, así que son perfectas para tener una cocina impecable todo el tiempo.

3. Presta especial atención a los elementos de limpieza

Hay cocinas que lucen como un espejo, incluso podríamos comer directamente sobre ellas. El secreto para mantener una cocina limpia es conservar el buen estado de los estropajos, esponjas para lavar y los trapos de cocina.

Para limpiar el fregadero en profundidad lo ideal es usar una mezcla de agua y bicarbonato de sodio, distribuir sobre toda su superficie con la ayuda de una esponja suave y luego enjuagar. Si deseas un efecto antibacterial más fuerte, agrega una cucharada de vinagre blanco a la mezcla y listo.

Las esponjas y trapos, deben ser lavados periódicamente. Nuestra recomendación es colocarlos durante 5 minutos en una preparación de cloro y agua, después los retiras, cepillas con jabón, enjuagas y dejas secar. Otra opción es introducirlos en un recipiente con agua y meterlos en el microondas un par de minutos, pero asegúrate que el material sea apto para este procedimiento.

4. No descuides el frigorífico

Muchas veces nos enfocamos en desinfectar y limpiar la cocina y nos olvidamos de elementos que acumulan suciedad, nuestro frigorífico. Es crucial eliminar la suciedad de su interior al menos una vez por semana. Retira los cajones y repisas, hazlo uno por uno para que no tengas que sacar todos los alimentos. Lávalos con agua y una solución jabonosa. Para terminar, diluye una cucharada de cloro en 4 litros de agua y rocía la preparación sobre la superficie, deja secar y vuelve a colocar los cajones y repisas en su sitio.

5. Consigue un suelo reluciente

Barrer y limpiar con desinfectante unas tres o cuatro veces por semana es suficiente para mantener limpio el suelo de tu cocina, pero si eres un poco más meticuloso puedes hacer este proceso todos los días al terminar de cocinar. Para un resultado más duradero, impregna la fregona con agua y vinagre, antes de que se seque el suelo repásalo con jabón desinfectante, verás cómo queda reluciente y desinfectado.

6. Cuida tu vitro o quemadores

Es una de las partes que más grasa y suciedad acumula, antes de limpiar la vitro o los quemadores asegúrate que todos los hornillos estén cerrados o apagados y que estén fríos. Moja con agua jabonosa una esponja suave, frota por toda la superficie y retira los restos de jabón con un trapo húmedo. Evita los desengrasantes que contengan hidróxido de sodio, porque deteriora el material de los quemadores.

Si los hornillos tienen demasiada suciedad déjalos en remojo y usa un cepillo con agua y bicarbonato de sodio. Si necesitas algo más fuerte que un cepillo busca una esponja de malla de plástico.

Algunos tips extra

Tener la encimera de la cocina libre de accesorios contribuye en su limpieza y organización, una superficie despejada te dará más espacio para preparar alimentos y te facilitará la limpieza después de cocinar.

Los electrodomésticos como exprimidores, licuadoras y tostadoras deben guardarse en un armario, ya que si las dejamos en la encimera se convertirán en un cumulo de grasa y suciedad.

El tamaño de tu cocina no es relevante. Para disfrutar de un espacio limpio y ordenado es importante tener una rutina, como deshacerte de lo que no usas, mantener cada cosa en su lugar, limpiar la encimera y lavar los enseres mientras cocinas. Estas acciones básicas te facilitarán la limpieza y garantizarán tener todo a mano a la hora de cocinar y preparar tus alimentos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.