Cómo decorar una cocina de estilo americano

Aunque la cocina americana es un diseño que tiene su origen en Estados Unidos y Canadá, lo cierto es que, con el paso del tiempo, se ha ido extendiendo de manera progresiva a otros países, convirtiéndose en uno de los estilos preferidos en lo que respecta al mobiliario. Su aspecto moderno, combinado con la gran variedad de materiales y colores actuales hace que sean muy versátiles.

Una cocina americana es básicamente una cocina abierta al salón que suele contar con una isla que sirve de apoyo para cocinar. Elegantes espacios integrados con el salón o el comedor de la cada que crean un espacio diáfanos en el que podemos estar cocinando, comiendo o realizando otro tipo de actividades.

Actualmente, son una de las tendencias más populares porque permiten conectar distintos espacios, ganar metros a la casa y son un punto de encuentro ideal entre invitados y entre los propios miembros de la casa. Pero además, al estar abiertas al salón, suelen tener bastante luz natural.

Ideas para decorar una cocina americana

Sin estás pensando en hacer reformas y te estás preguntando cómo decorar una cocina de estilo americano, a continuación te traemos algunas idea para que estamos seguros de que te ayudarán a inspirarte.

Decorar una cocina americana pequeña

No todas las cocinas americanas tienen que ser tan grandes como las que se ven en las películas, sino que este tipo de cocinas también son una opción ideal para apartamentos que no dispongan de muchos metros. Y es que, evitando separaciones innecesarias, podemos conseguir un importante ahorro de espacio.

De esta forma, podemos abrir la cocina al salón y poner un pequeño comedor integrado, lo que permite un aprovechamiento más óptimo del espacio. Es lo que se conoce como cocina con living, quedando una pequeña separación visual entre ambos ambientes y dejando un espacio libre en la parte de arriba al suprimir las paredes.

Además, este tipo de cocinas resultan mucho más espaciosas cuando se incluye una paleta de tonalidades claras, tanto en las paredes y suelos como en los muebles, ya que multiplican el uso de la luz natural. Para ello, es recomendable además elegir muebles livianos que no saturen el espacio y que permitan aprovechar todos los rincones.

Cocinas americanas tradicionales y rústicas

Aunque mucha gente asocia las cocinas americanas con modernidad, lo cierto es que este concepto también encaja muy bien en cocinas clásicas o rústicas. Un espacio puede cambiar totalmente cuando en lugar de muebles de aluminio o en acabados lisos, escogemos muebles de madera. Puedes elegir madera en colores naturales, ya sea en tonos claros u oscuros, o darle un toque más rústico pintando los muebles de la cocina en colores pastel o más vivos.

Además, para crear ese ambiente que nos transporte directamente a la casa de pueblos tradicional, podemos añadir algunas plantas y detalles clásicos. Por ejemplo, paredes de ladrillo, suelos de piedra, utensilios de latón y madera o cualquier otro detalle que nos guste.

Decoración de cocinas americanas modernas

Si estás buscando una cocina moderna con un estilo rompedor, apuesta por muebles sencillos, de líneas rectas, pero con diseños innovadores. Las vitrinas de vidrio, las encimeras de mármol, los suelos de microcemento y la grifería metalizada son algunas de las tendencias más populares de las cocinas americanas modernas.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de equipar la cocina con electrodomésticos de última generación que aporten un toque elegante y futurista a tu cocina y hagan que tu día a día resulte más cómodo y fácil.

Cocinas americanas de estilo industrial

El estilo industrial es una de las tendencias más populares  entre los americanos urbanitas. Este tipo de cocinas se ven muy limpias y luminosas, y presentan una apariencia más moderna, combinando materiales tradicionales como el ladrillo, el metal, el vidrio o la madera. Un estilo que no pasa de moda, especialmente si nos decantamos por materiales naturales y en tonos neutrales, como los metales de color bronce o plateado o la madera sin barnizar.

Por lo general, el suelo ser de cemento y las paredes de ladrillo, pero hay quieren apuestan por un toque más purista con azulejos blancos y baldosas de cerámica. Además, suelen ser habituales los muebles metalizados, las lámparas grandes del mismo color y los electrodomésticos a juego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *