Adiós a la cocina tradicional. Estas cocinas inteligentes lo hacen todo por sí solas

No cabe duda de que una de las estancias del hogar que más visitamos diariamente es la cocina. En este lugar nuestra creatividad se intensifica ya que solemos explotar nuestras dotes culinarias.

La cocina es el epicentro de nuestros mejores momentos, donde podemos reunirnos con nuestros familiares mientras disfrutamos de ricos manjares creados por nosotros mismos.

De ahí que la evolución de esta estancia sea la tarea primordial de los mejores diseñadores de cocinas que buscan ir un paso más allá. Ya no sólo en lo que respecta su estructura, sino también en el diseño de todas las comodidades que la engloban, como es el caso de los electrodomésticos.

Porqué surge la necesidad de diseñar cocinas inteligentes

La población no para de crecer.

La vida campestre y rural quedó atrás y mudarse al centro de las ciudades está a la orden del día entre la sociedad. Este hecho hace que cada vez haya que construir más viviendas y para que todos disfrutemos de la comodidad, la distribución de los espacios se estudia con detalle.

Las casas son cada vez más pequeñas, los precios están por las nubes y la escasez de recursos naturales se percibe notablemente. El desperdicio de alimentos se palpa y la necesidad de encontrar una solución es un tema urgente que queda pendiente.

Ya ni siquiera necesitas salir de casa para hacer la compra. La comodidad que buscan los ciudadanos es cada vez más exigente y era necesario dar una solución a estas peticiones sociales.

Es aquí cuando entran en juego las cocinas inteligentes.

¿Cómo van a ser las cocinas del futuro y cómo afectarán en nuestras vidas?

Para las empresas diseñadoras de cocina a gran escala y más reconocidas es imprescindible transformar desde ya el modelo en el que diseñan estos espacios.

Ya no se centran en el estilo de cocina tradicional ni buscan un modelo enfocado en el presente. La idea es ir más allá, mucho más allá…

Para el año 2025, las primeras cocinas futuristas estarán implementadas en todas las nuevas viviendas que se construyan. Así como en cualquier casa que reforme este espacio.

Desde Londres se han llevado a cabo estudios de todo tipo: Tecnológicos, demográficos y sociales hasta dar con la tecla. Y los resultados hablan por sí solos.

¿Cómo va a ser nuestra relación y comportamiento con la comida en el futuro?

De aquí a tan sólo tres años vista, la sociedad va a cambiar de manera radical en lo que respecta a su comportamiento con la cocina y los alimentos.

Nuestra manera de almacenar, cocinar y alimentarnos va a ser distinta. Se le dice adiós a los típicos platos que nos han acompañado toda la vida para darle la bienvenida a nuevas creaciones y diseños nutritivos.

La alimentación ecológica, bio, saludable y consciente ya está aquí. Y viene acompañada de nuevos ingredientes que antes no se usaban, colores más llamativos y sabores más especiados.

Cocinar estos nuevos platos lleva consigo un cambio drástico en el modo en el que los preparamos, por lo que surge la necesidad de unos electrodomésticos más actualizados.

Un diseño de cocina consciente

Para que el modelo de las cocinas inteligentes adquiera sentido conforme a nuestra nueva manera de actuar y relacionarnos con la comida, se empiezan a proyectar nuevos electrodomésticos más intuitivos, con panel táctil, minimalista e incluso con función por voz.

De esta forma la cocina queda integrada en su totalidad con una inteligencia artificial extrema, que guía a los integrantes del hogar durante el cocinado y preparado de sus platos. Así como en el almacenamiento y disposición de los utensilios y alimentos.

1.      Despensas transparentes para evitar el desperdicio y que además enfrían

Las despensas ayudarán a los familiares a tener una relación más consciente con el consumo y la forma en la que almacenamos los alimentos. Todo quedará en primer plano, a la vista.

De esta forma será más fácil saber qué es lo que tenemos en casa evitando hacer una nueva compra en el supermercado, la cual sería innecesaria. Pero suele ocurrirnos por no ubicar con exactitud la cantidad de comida que almacenamos.

Sus diseños serán por lo general transparentes y muy espaciosos para que todos los comestibles queden en un mismo lineal. Además, incorporarán una nueva tecnología de enfriado para mantener en la temperatura ideal aquellos alimentos que exigen unos grados específicos (ni muy frío ni muy seco).

2.      Una mesa que habla y te da ideas de recetas

El siguiente paso será estudiar el nuevo diseño del lugar en el que preparamos nuestros platos y nos reunimos para comer: La mesa de cocina.

Uno de los casos de estudio es el desperdicio que se genera durante los almuerzos. Muchas veces sobra comida y ésta acaba directamente en la basura. O cuando cocinamos y calculamos mal las cantidades y no sabemos qué hacer con lo que sobra.

¿Qué se podría hacer para evitar tal desaprovechamiento?

La nueva mesa de cocina inteligente integra una cámara donde se pueden colocar los alimentos sobrantes para que de esta forma, la mesa te aporte ideas de nuevos platos y preparados con dichos restos.

Mediante un proyector te guiará en el nuevo proceso de cocción, las cantidades de ingredientes necesarios y el tiempo de cocinado que conlleva. Gracias a su temporizador puedes programar cuánto quieres dedicarle a la nueva receta. Según tu disposición, te sugerirá unas ideas u otras.

Incluirá bobinas de inducción que no estarán a la vista y que se enfriarán en cuestión de segundos tras su uso. Así la mesa ajustable se puede adaptar al cocinado y preparado o a un tamaño idóneo para sentarse a comer.

3.      Un fregadero que ahorra agua

Aunque parezca incongruente, así será. El nuevo fregadero de cocinas inteligentes estará diseñado con un lavabo especial que se podrá reclinar hacia un lado y hacia otro.

Dependiendo de hacia dónde se incline podrá drenar el agua sucia osi se gira hacia el otro lado, dicha agua será filtrada (aunque no será potable) para que así se pueda utilizar para lavar los platos, regar o para hervir ciertos alimentos.

4.      Basura que recicla, tritura y envasa al vacío

Algo que no podía pasar por alto en toda cocina futurista o inteligente es el tema del reciclaje. En la actualidad, hay personas que todavía no reciclan en sus hogares por falta de consciencia ante este problema medioambiental o por otros factores ajenos como la falta de espacio en sus cocinas.

El nuevo sistema de basura dará solución al desecho continuo de plásticos, papeles, vidrios y cartones que acaban en el vertedero o en el mar.

Algunos de ellos inundando de toxicidad el planeta por necesitar largos periodos de descomposición. Puede nacer una generación nueva y que dichos desperdicios aún no se hayan desintegrado ni un poquito.

¿Qué se podía hacer ante una situación tan crucial para el cuidado del planeta?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *